(II) La noche en que una chica poseída y tetrapléjica salió de fiesta en una camilla

IMG-20150219-WA0014 - copia

Aquí tenemos un crossover de Regan MacNeil, la niña del Exorcista, y Billy Doll, el muñeco de Saw.

Para entender lo que explico en este post y saber el “por qué” que hay detrás, te aconsejo que antes de continuar leas la primera parte de la historia.

Cuando se me ocurrió la idea de disfrazarme y salir a la calle con semejantes pintas y “transporte”, ya pensé en escribir sobre ello en el blog; pero después todavía le vi más sentido, porque me sorprendió mucho el impacto que causó en la gente con la que me crucé y la verdad es que sus reacciones merecen ser contadas. Sin yo saberlo a priori, resultó que la experiencia podría perfectamente haberse planteado como un pequeño experimento sociológico. Y si no, a malas valdría para un capítulo de algún programa tipo “Callejeros” jejeje. 

Mientras transcurría la noche, yo pensaba (y todavía lo pienso) que ojalá hubiera llevado una cámara oculta y lo tuviera todo grabado, porque fue bastante surrealista y muy divertido. Realmente me encantaría poder volver a verlo, en serio, además de que estoy segurísima de que se podría convertirse perfectamente en un video viral (no es lo mismo leer sobre ello como en este caso que verlo directamente, aunque sea en una grabación… por mucha imaginación que se tenga, lo segundo sería mil veces mejor). Eso sí, como contrapartida a lo divertido y curioso que fue, también debo decir que a ratos se volvió un poco agobiante, sobre todo para los amigos que me llevaron por en medio de la marabunta de gente.

Adelanto que hubo situaciones perfectamente lógicas y otras que bueno… no hay por dónde pillarlas, sin pies ni cabeza. En fin, menos palabrería, mejor escribo algunos ejemplos que todavía recuerdo. He escogido 25 de ellos.


Ranking de frases y preguntas más repetidas

Todas estas frases o preguntas están escritas con palabras literales, tal como yo y los que iban conmigo recordamos que me las dijeron (curiosamente, en las recurrentes casi todos utilizaban las mismas palabras o muy similares), y por orden descendente (de más a menos frecuencia). Aunque en algunos casos parezca mentira, de la 1 a la 11 (ambas incluidas) todas son cosas que me dijeron varias personas distintas durante la noche y no precisamente dos veces o tres sino bastantes más.

  1. “¿Nos podemos hacer una foto contigo?” (Fueron tantííísimas veces que al final me aburrí a mí misma de hacer  muecas y ya no sabía qué cara poner en las fotos; habrá gente que tendrá fotos conmigo con “cara de Satanás cabreado / orco de Mordor” y otras suuuuper realistas con una chica poseída pero sonriente, o aburrida, o cansada, despistada, agobiada, bizca, guiñando un ojo, con la lengua fuera, mirando a cámara, sin mirar, bebiéndose una cerveza o un cubata, fumando, comiendo un frankfurt, haciendo el pino (no, eso no), dando besitos y poniendo morritos (no, eso tampoco)… (Sí, lo de “fotos súper realistas” iba con ironía ).
  2. “¿Es de broma o es de verdad?” (Imagino que lo preguntaban refiriéndose a si iba estirada en la camilla “por gusto” para hacer la gracia con el disfraz o si realmente no me podía mover. No creo que se refirieran a si yo era una persona o un muñeco, porque algunos me preguntaban a mí directamente… y si alguno me preguntó para saber si estaba poseída de verdad, la cosa ya es más grave, al menos su problema de salud mental jejeje).
  3. “¡Mírala qué cómoda está! Qué bien que te lo montas: te llevan, no pasas frío y no te cansas. Déjame sitio un rato, ¿no?”
  4. “¿Estás inválida?” (Sí, tal cual, la mayoría usando estas mismas palabras y directamente, sin ni siquiera un “hola” delante).
  5. “¡Qué crack! Es el mejor disfraz que he visto en toda la noche, en serio.”
    IMG-20150219-WA0000 - copia
    IMG-20150219-WA0017 - copia
  6. “¡Que te vas a dormir! ¿Llevas así toda la noche? ¿No estás cansada de no moverte? ¿No te piensas levantar ni un rato?” (Y yo pensando: ¡para eso ya no necesito un exorcismo, sino un milagro! ).
  7. “¿Qué es esto que tienes aquí?” (Señalando mis piernas). “¿A ver?” (Levantando la sábana y mirando debajo).
  8. “¿Dónde tienes los brazos? ¿Por qué no los sacas de ahí dentro?” (Como podéis ver en las fotos, los llevaba tapados con la sábana… Ya que no se movían, al menos que no pasaran frío ).
  9. “Qué huevos / qué sentido del humor tienes, te admiro un montón.”
  10. “Qué mala cara tienes, creo que necesitas un poco de esto / esto te irá bien.” (Poniéndome alcohol o  “cigarritos de la risa”  a 2cm de mi cara).
  11. “Joder qué bueno, ya sé de qué disfrazarme el año que viene.”
  12. “¿Para qué la llevas así, para dar pena o qué?” (Contexto: uno de mis amigos preguntó a un grupito de personas si tenían un cigarro y uno de ellos le contestó eso. Nosotros nos quedamos con esta cara 🤨o_O, entre desconcertados y cabreados, y decidimos irnos para no liarla inútilmente). 
  13. “¡Uf, estás fatal eh! Nosotros tampoco vamos muy bien, pero por lo menos podemos andar” (quiero pensar que la que lo dijo no se dio cuenta de por qué yo no iba andando y bromeaba referiéndose a que iban borrachos/cansados… pero bueno, yo me lo tomé a coña como casi todo lo demás).
  14. “¡Ay, que está pariendo! ¡Dejad pasooo!” 
  15. “¡Eh, me has pisado! ¿De qué coño vas, cómo se te ocurre ir así?” (Y más gritos e insultos varios… todo porque sin querer le dimos un pequeño golpe con la camilla a una chica cuando estábamos intentando pasar entre toda la gente y se puso como una loca).


IMG-20150219-WA0025 - copiaIMG-20150219-WA0009 - copia 

Estas son algunas de las fotos que hicimos con mi móvil… Me hice muchísimas más, pero ahora están repartidas por los móviles / cámaras / ordenadores / redes sociales de un montón de gente desconocida con la que seguramente no me volveré a cruzar nunca más.


Explicarlo todo para que se entienda (y además por escrito) es un poco largo. Para que este post no sea infinito y se haga eterno, he decidido continuar explicando algunas situaciones y reacciones inesperadas de la gente (el resto de las 25, es decir, 10 más) en la siguiente entrada del blog.

Son anécdotas igual o más curiosas y divertidas que las que ya he explicado. ¡Ojalá te haya gustado este post, te animes a seguir leyendo y te guste el siguiente! Saluditos desde el infierno muajajaja 

Puntúa este post :)

Artículos relacionados que quizás te gusten:

Deja un comentario